Párpados, Via lagrimal, Superficie ocular

Párpados, Via lagrimal, Superficie ocular

Sabbioni Oftalmología

La ptosis palpebral, también denominada blefaroptosis o ptosis del párpado, es un descenso permanente del párpado.

Se debe realizar una evaluación exacta para plantear el tratamiento apropiado en cada caso, vaticinar los resultados y su desarrollo para así transmitir la información más apropiada a los padres con respecto a los resultados y a lo que podemos esperar a medida que pase el tiempo.

Esto puede corregirse mediante cirugía donde se ajusta el tendón o, una blefaroplastia, en caso que sea por motivo estético.

Esta cirugía es ambulatoria, con anestesia local y con un pos operatorio breve.

Entropión es un término médico usado cuando el borde del párpado (más frecuentemente el párpado inferior) se pliega o invierte en dirección hacia la superficie del ojo. El contacto y más aún el roce de las pestañas causan irritación característica del ojo y con el tiempo, ulceración y cicatrización de la córnea. El entropión generalmente es causado por factores genéticos. Es opuesto al ectropión y no debe confundirse con la triquiasis.

El tratamiento es quirúrgico y se realiza bajo anestesia local.

El ectropión es una de las malposiciones palpebrales más comunes, junto al entropión, la triquiasis y la ptosis palpebral. El ectropión se produce cuando el margen o borde del párpado superior o del párpado inferior se gira y la parte interna del párpado queda expuesta hacia fuera, al contrario de lo que ocurre con el entropión. Es más frecuente que afecte al párpado inferior.

Se realiza una cirugía para restablecer la posición palpebral normal, realizando la técnica de tira tarsal lateral. Se realiza con anestesia local.

Un chalazión es una protuberancia hinchada en el párpado. Ocurre cuando se obstruye la glándula de grasa del párpado. Puede comenzar como un orzuelo interno. A medida que aumenta su tamaño, el párpado puede ponerse rojo, hinchado y en ciertas ocasiones es sensible al tacto.

Se realiza la cirugía en quirófano bajo anestesia local. Es una cirugía simple y rápida de realizar que no cursa con posoperatorio.

Se realizan biopsias de lesiones palpebrales con anestesia local en quirófano. Se solicita una biopsia para determinar qué tipo de lesión es, y si es de carácter maligno o benigno, para luego decidir cuál es el mejor tratamiento.